"ABYA YALA: 200 años de Independencia Política, ahora por la Liberación Económica"

La Otra Historia en Películas

La Otra Historia en Películas
Cine, Arte, Ensayo...

viernes, 26 de octubre de 2012

Julieta Lanteri.



Julieta Lanteri nació en Cuneo, en la región del Piamonte, Italia, el 22 de marzo de 1873. Llegó a la Argentina con sus padres a los seis años de edad. Vivió en Buenos Aires y en La Plata. Médica, feminista y ferviente luchadora por los derechos de la mujer.

Estudió en el Colegio Nacional, siendo la primera mujer en esa institución y el único colegio que le permitiría el ingreso a la Universidad. En 1896, con un permiso especial ante el Decano, logró entrar en la Facultad de Medicina en Buenos Aires, graduándose en 1907. Desarrolló una intensa carrera, especializándose en enfermedades psíquicas de la mujer y el niño. Fundó en 1904, la Asociación Universitaria Argentina, con el objetivo de que más mujeres accedieran a la educación universitaria, junto a la primera médica egresada la Dra. Cecilia Grierson.

En 1906 integró el Centro Feminista del Congreso del Libre Pensamiento que se desarrolló en Buenos Aires, junto a otras feministas como Elvira Rawson, Sara Justo, Petrona Eyle y Cecilia Grierson, que reclamaban por los derechos cívicos de la mujer.

Julieta quiso especializarse en salud mental e intentó una adscripción como docente en la Cátedra de Psiquiatría. El pedido le fue denegado con la excusa de su condición de extranjera, pero la verdad debe hallarse en el hecho de ser mujer. Tenaz, de una gran inteligencia, Julieta se presentó entonces a reclamar la ciudadanía argentina a la justicia. Consiguió un fallo favorable en primera instancia, pero el procurador fiscal desestimó la sentencia al señalar que se trataba de una mujer casada y como tal requería del permiso del esposo para iniciar la causa judicial. La batalla duró ocho meses, pero finalmente la ganó. Sería la primera.

jueves, 25 de octubre de 2012

ERAS GEOLOGICAS ANTES DE LA APARICIÓN DEL SER HUMANO

Es el período que se extiende desde la aparición del hombre (para otros estudiosos, desde la formación del mundo), hasta el desarrollo de la escritura.
Ordovicio En ese largo espacio de tiempo el género humano fue evolucionando hasta asumir sus características actuales, físicas e intelectuales.
Para abordar esta etapa se trabaja únicamente con fuentes materiales, testimonios que han quedado de la existencia y actividad de los remotos antecesores del hombre: restos fósiles, utensilios, armas, vestigios de viviendas, campamentos, etc.
La Prehistoria abarca un período que va desde la aparición de los primeros “homínidos” hasta el desarrollo de la escritura. Por consiguiente, es el más extenso de nuestro pasado, con varios millones de años de duración.
Es a su vez, la etapa menos conocida ya que los datos que se manejan son poco seguros y se encuentran en permanente revisión. Suele ocurrir que los nuevos hallazgos obligan a modificar los datos anteriores y desarrollar nuevas teorías.
DiplodocusLas etapas de la Prehistoria
La Prehistoria ha sido dividida en eras, siendo las más remotas la Azoica y la Arqueozoica, que se remontan a la formación de la Tierra, su enfriamiento, la formación de los océanos y continentes y la aparición de los primeros organismos vivientes, una etapa que se remonta a 4.600 millones de años y finaliza 900 millones de años antes de nuestro tiempo. Comprende un solo período, el Precámbrico cuyos vestigios minerales han sido hallados en África, Australia, Brasil, Canadá y la Antártida. En sus océanos se constituyeron las primeras bacterias y algas que contribuyeron a la generación de oxígeno que vertieron a la atmósfera en formación, durante millones de años.
A la Arqueozoica le siguió la Era Paleozoica o Primaria dividida en período Cámbrico (600 a 500 millones de años), el Ordovicio (500 a 440 millones de años), el Silúrico (440 a 400 millones de años), el Devónico (400 a 350 millones de años), el Carbonífero (350 a 270 millones de años) y el Pérmico (270 a 225 millones de años). En esta era, los animales y vegetales eran acuáticos y hacia finales de la misma conenzaron a poblar la superficie. En el período Cámbrico se desarrollaron las primeras algas y crustáceos, en el Ordovicio las medusas y los corales, en el Silúrico peces cartilaginosos y los primeros esbozos de plantas terrestres, en el Devónico aparecen los anfibios y surgen bosques de coníferas, en el Carboníferos el mundo se cubre con grandes florestas y en el Pérmico aparecen los reptiles.
La Era Mesozoica o Secundaria comienza hace unos 225 millones de años y se divide en tres períodos: el Triásico (225 a 180 millones de años), el Jurásico (180 a 135 millones de años) y el Cretáceo (135 a 70 millones de años). Es la era de los grandes reptiles destacando en el Triásico los terrestres, acuáticos y aéreos; los dinosaurios y los primeros mamíferos en el Jurásico y la extinción de todos ellos en el Cretáceo.
En la era Cenozoica o Terciaria se produce la gran difusión de mamíferos sobre todo el planeta, dividiéndosela en cuatro períodos, el primero de los cuales fue el Eoceno (70 a 40 millones de años) en el que aparecen los primates; el Oligoceno (40 a 25 millones de años), en el que dominan la Tierra los grandes mamíferos (mamuts, mastodontes, gliptodontes), el Mioceno (25 a 12 millones de años) en el que los mamíferos se difunden ampliamente y el Plioceno (12 a 3 millones de años) cuando aparecen los primeros simios.
Por último, en la Era Neozoica o Cuaternaria es quizás la más significativa desde el punto de vista histórico ya que en ella aparece el hombre. Dividida en período Pleistoceno (3 millones a 10 mil años) tiempo de las grandes glaciaciones y del Australopiteco y en período Oleoceno (10 mil años a esta parte) cuando evoluciona el Homo Habilis y aparece el Homo Sapiens, es una etapa de grandes sucesos en el ámbito antropológico.
Cráneo NeanderthalenseDel “homínido” al Homo Sapiens
El hombre es la más reciente de las formas de vida superior que pueblan la Tierra. La antigüedad de la vida sobre nuestro planeta ha sido calculada en 3.500 millones de años en tanto, la de los homínidos más antiguos, entre 3 y 4 millones.
El Australopiteco
La existencia de individuos con características humanoides, los denominados “homínidos”, muy semejantes a antropoides simios, ha dejado sus huellas desde hace varios millones de años. Hay rastros de ellos impresos en las cenizas volcánicas de Tanzania, descubiertas en 1976, de individuos que ya caminaban erguidos hace casi 4 millones de años.
Los científicos denominaron “Australopitecus” a una especie muy primitiva descubierta en África en 1950 qu presenta esas características. Otros especimenes fueron hallados en 1959, destacando una capacidad craneana mucho más evolucionada y una conformación de sus manos mucho más similar a la del hombre actual. Junto a sus restos, aparecieron elementos de muy elemental manufactura, razón por la cual se denominó a esa especie, “Homo Habilis”.
El “Homo Erectus” que vivió hace un millón quinientos mil años; el “Hombre de Java”, cuyos restos fueron descubiertos en 1891 y el “Hombre de Pekín”, hallado en 1921fueron los primeros “Pitecantropus Erectus” (pitecántropos) y se caracterizaron por trabajar la piedra y conocer el fuego,
La elaboración de herramientas le dio al hombre supremacía sobre el resto de los animales, supliendo con ellas su debilidad y la carencia de garras que los hacía prácticamente indefensos.

Cro-magnonEl Homo Sapiens
Hace aproximadamente cien mil años apareció el Hombre de Neardenthal, cuyos restos fueron descubiertos en la localidad alemana de ese nombre en 1856. Este individuo, mucho más evolucionado que los anteriores, tenía cráneo ancho, frente fuertemente inclinada hacia atrás, escaso mentón, 1,60 metros de estatura y contextura robusta.
El Hombre de Neardenthal se diseminó por toda Europa, gran parte de África y Asia; dominó el fuego, trabajó el cuero y se cubrió con las pieles de los animales que cazaba. Practicó la vida nómade y acostumbraba enterrar a sus muertos (inhumaciones).
Los científicos consideran al Neardenthal un verdadero hombre, razón por la cual lo llamaron “Homo Sapiens” Su dominio se extendió hasta el año 40.000 a.c. cuando desapareció repentinamente dando paso a un ser superior, el Cro Magnon, descubierto en 1869, en las inmediaciones de la aldea francesa del mismo nombre.
El Cro Magnon, bautizado por los antropólogos Homo Sapiens Sapiens, semejaba en todo al hombre actual. Poseía una frente ampliamente desarrollada, gran capacidad craneana, mandíbula robusta y mentón saliente. Hábil cazador y constructor de armas y herramientas, fue el gran protagonista de la Edad de Piedra y se extendió por toda la faz de la Tierra desplazando a los neardenthalenses.

sábado, 20 de octubre de 2012

EL CENTRO CEREMONIAL DE SECHÍN BAJO


Sin duda, la plaza circular hundida de Sechín Bajo es uno de los más importantes descubrimientos arqueológicos de la presente década. Se trata de la arquitectura pública y ceremonial más antigua del continente americano, pues fue construida unos 35OO años a.C. (dos mil años antes que Chavín de Huántar y mil antes que la Ciudad Sagrada de Caral).

El arqueólogo alemán Peter Fuchs venía excavando e investigando el complejo arqueológico de Sechín Bajo, en el valle de Casma, Ancash, desde la década de 1980. Hasta que hace pocas semanas su equipo llegó a los estratos que escondían una plaza circular de 10 metros de diámetro, construida con piedra y barro durante el periodo Arcaico Tardío.

Las plazas circulares en el antiguo Perú forman parte de una tradición arquitectónica propia de los orígenes de la civilización andina. Fueron construidas solo por sociedades agrícolas que alcanzaron cierto grado organización política. Es seguro que la plaza circular de Sechín Bajo haya formado parte de un centro ceremonial impresionante para su época. Allí residía la “jefatura”, una o varias personas designadas por su comunidad para dirigirla temporalmente. Estos se encargaban de concentrar y redistribuir los excedentes de producción y de dirigir las actividades de cohesión social (faenas comunales, fiestas, rituales, etcétera). La jefatura evolucionó a “Estado Prístino” cuando los jefes adquirieron poderes teocráticos y hereditarios, como ocurrió en la misma Sechín Bajo, en Sechín Alto y Cerro Sechín, posteriormente.

Es muy probable que en los valles cercanos -como Huarmey y Pativilca- se encuentren centros ceremoniales contemporáneos al de Sechín Bajo y que hayan desarrollado intercambio de productos agropecuarios y tecnologías entre ellos y diversos pueblos de la cordillera, hasta que en el siglo XIII a.C. todos los avances culturales permitieron el surgimiento de la cultura Chavín, también en Ancash.

A partir de ahora, al explicar el origen de las sociedades complejas y las primeras civilizaciones del Mundo, se debe recalcar que la Cultura Andina estuvo a la vanguardia, junto a las primeras culturas de Egipto, Mesopotámia y La India.

Para terminar, agradecemos el trabajo de Peter Fuchs, arqueólogo alemán que con este descubrimiento refutó contundentemente a su paisano Federico Max Uhle, quien hace cien años sostenía que la Cultura Andina era muy tardía y que solo se desarrolló cuando llegaron avanzados inmigrantes mesoamericanos. 
 
 

Democracia representativa y participativa. Enrique Dussel*



La modernidad burguesa, desde el siglo XVII, comenzó a construir la democracia representativa que llega a tener plena hegemonía institucional en el presente. Su fosilización y corrupción siempre despertó el escepticismo anarquista antirrepresentativo, porque alejaba al elegido de la comunidad política de la base, pretendiendo como postulado la realización empírica de la democracia directa. Por su parte el Estado liberal impuso como única opción la democracia representativa, que negaba y temía la democracia directa, que se dieron en la Comuna de París en el 1870 o en los soviet de la Revolución de Octubre. Nació así la falsa antinomia: representación o participación.
Sin embargo, el proceso actual iniciado en el siglo XXI, y que se visualizará con los siglos como una revolución más profunda aún que la de la modernidad, completará la dimensión representativa con una democracia participativa fiscalizadora que se articulará novedosamente, sin eliminarlas, a las estructuras de la mera representación. No será ya representación o participación, sino representación y participación.
Es entonces tiempo de creación de nuevas instituciones participativas. La participación tiene dos caras: el ejercicio del poder directo en la base y la función fiscalizadora de las estructuras de la representación.
El momento que funda la autoridad del ejercicio participativo es la realización de la democracia directa o de la organización institucional de la comunidad en la base, del barrio o aldea, debajo de los municipios, delegaciones o condados. Es el componente intentado por el anarquista, pero visualizado por ello como opuesto a la representación
La segunda cara de la participación es la fiscalización de la representación. Son ejemplo de este segundo aspecto (el fiscalizador) las auditorías o las evaluaciones de parte de un poder ciudadano (nuevo y cuarto poder formulado por la Constitución venezolana actual) de los otros tres poderes tradicionales (el Legislativo, el Judicial y el Ejecutivo). Otros ejemplos de instituciones participativas que transforma el ejercicio de la representación son la revocación de todo mandato, el plebiscito o la presentación de proyectos de leyes con las firmas de un porcentaje del padrón de simples ciudadanos, etc.
Es decir, la representación, por medio de partidos políticos, es el ejercicio delegado del poder. La participación es, por una parte, cumplimiento efectivo por democracia directa de una acto de la comunidad sin partidos en el quinto nivel institucional político (si estos son: 1. Internacional, 2. Estado particular, 3. Estado provincial, 4. Municipio, 5. Comunidad en la base, en el barrio, en la aldea, etc.); y, por otra parte, efectúa una verificación del ejercicio representativo como obediencia al mandato de la comunidad (del pueblo).

jueves, 18 de octubre de 2012

"PARA SUPERAR EL CAPITALISMO, EL VALOR DE USO DEBE PREVALECER SOBRE EL VALOR DE CAMBIO": DAVID HARVEY

POR FERNANDO ARELLANO ORTIZ
Buenos Aires
 La contradicción entre el valor de uso y el valor de cambio ha llevado a la actual crisis del capitalismo, afirmó el geógrafo y científico social británico David Harvey durante una de sus intervenciones en el marco del VI Encuentro Internacional de Economía Política y Derechos Humanos, organizado por la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo, que tuvo lugar entre el 4 y 6 de octubre en Buenos Aires. Por ello planteó la necesidad de que "el valor de uso debe volver a tener vigencia".
Harvey se refirió a la situación en torno a la crisis del mercado inmobiliario y señaló que una de las respuestas que debe dar la izquierda en tal sentido "es que la vivienda vuelva a tener su valor de uso. O sea, atacar todo tipo de especulación. Que el valor de uso se imponga al valor de cambio." Y amplió el concepto: también debe extenderse, recalcó, a la salud y a la educación.
Explicó que el valor de cambio de la vivienda se ha vuelto más relevante por cuanto ésta se convirtió en un elemento de especulación, hasta tal punto que hoy sea muy difícil para millones de familias en varios países adquirir casa.
Como consecuencia del auge especulativo, explicó, más de seis millones de estadounidenses han perdido su vivienda. "El valor de cambio se volvió algo grave y por eso es preciso que el valor de uso vuelva a tener vigencia", insistió este geógrafo, sociólogo urbano, historiador social marxista y profesor de reputación académica internacional.
"La segunda contradicción a la que me quiero referir es que el valor en el capitalismo se trata de la mano de obra. Es inmaterial pero objetivo. La representación objetiva es el dinero" señaló. "Vemos formas ficticias del capital que se crean constantemente y no tienen nada que ver con la creación del valor, están vinculadas a la apropiación del valor".
En este sentido, Harvey coincide con lo expuesto por el intelectual y humanista belga François Houtart en su propuesta sobre la necesidad de una declaración Universal del Bien Común, en la que sostiene que "La transformación del paradigma de la economía consiste en privilegiar el valor de uso en vez del valor de cambio, como lo hace el capitalismo. Se habla de valor de uso cuando un bien o un servicio adquieren una utilidad para la vida de uno. Estos adquieren un valor de cambio cuando son objeto de una transacción. La característica de una economía mercantil es privilegiar el valor de cambio. Para el capitalismo, la forma más desarrollada de la producción mercantil, este último es el único "valor". Un bien o un servicio que no se convierte en mercancía, no tiene valor, porque no contribuye a la acumulación del capital, fin y motor de la economía (M. Godelier, 1982). Para esta perspectiva, el valor de uso es secundario y, como lo escribe István Mészarós, "él puede adquirir el derecho a la existencia si se amolda a los imperativos del valor de cambio". Se pueden producir bienes sin ninguna utilidad a condición de que sean pagados (la explosión de los gastos militares, por ejemplo, o los elefantes blancos de la cooperación internacional) o se crean necesidades artificiales por la publicidad (Wim Dierckxsens, 2011) o también se amplían los servicios financieros en burbujas especulativas. Al contrario, poner el acento sobre el valor de uso hace del mercado un servidor de las necesidades humanas".

viernes, 12 de octubre de 2012

Guaraníes: la vida en tres fronteras

Natalia Ruiz Díaz Un atlas de la tierra guaraní da cuenta del despojo y explotación que padecen los integrantes de una de las culturas más viejas y ricas del continente, a manos de gobiernos, empresarios y terratenientes de tres países

Asunción, Paraguay. Unos 100 mil guaraníes viven en la región fronteriza de Argentina, Brasil y Paraguay, revela un mapa sobre la territorialidad ancestral de este grupo indígena, que también evidencia las amenazas de destrucción de su hábitat natural.
“Los guaraníes tienen una conciencia de su territorio, pero no cuentan con los medios técnicos para ponerlos sobre papel. Este mapa muestra que, a pesar de que están dispersos, existe una territorialidad guaraní”, dijo a IPS Bartomeu Meliá, coordinador nacional del equipo interinstitucional que elaboró el Mapa Guarani Retâ.
El estudio fue presentado oficialmente en noviembre pasado en Asunción y da cuenta de que existen aproximadamente 500 aldeas y comunidades en la zona fronteriza de los tres países. En los hechos, el núcleo del territorio guaraní abarca zonas del sur del Brasil, la región oriental de Paraguay y la provincia de Misiones de Argentina.
Apunta, además, que los guaraníes constituyen una de las poblaciones indígenas de mayor presencia territorial en América del Sur, si se incluyen los que habitan el litoral del Océano Atlántico, el Chaco, el nordeste de Argentina y el oriente de Bolivia.
Dentro del área definida por el mapa viven cuatro pueblos guaraníes: los mbya, los pâi tavyterâ (conocidos en el Brasil como kaiowá), los avá guaraní (en Brasil llamados ñandéva) y los aché, antes conocidos como guayakí.
Los guaraníes, autodenominados étnicamente como avas (hombres), son originarios de la Amazonia, desde la que se desplazaron paulatinamente hacia diferentes áreas del sur. Pero fue en torno a la Cuenca del Plata, una vasta zona que abarca desde las nacientes de los ríos Paraná y Uruguay hasta su desembocadura en el Río de la Plata, donde consolidaron sus mayores asentamientos desde fines del siglo XV, en especial en Brasil y Paraguay.

Visión Histórica de la gastronomía y la culinaria en Venezuela.

Mario Sanoja Obediente2 e Iraida Vargas Arenas3
La sociedad humana es uno de los más complejos grupos de fenómenos que hayamos conocido. Sabemos mucho de sus procesos internos, de sus logros, pero ¿cuánto sabemos de las causas que los mueven?. Cada sociedad tiene una estética para realizarse, para elaborar sus cosas materiales. En este sentido, la expresión estética de un objeto de procedencia desconocida puede servir para su identificación, asignándolo a un período, a una sociedad particular. Por ello, un objeto, un instrumento, una creación determinada se ransforma en una evidencia sensible y confiable para establecer conexiones históricas.
Éste es el principio de las tipologías utilizadas en arqueología, historia del arte, historia de la arquitectura y similares.
La estética se refiere al modo y la manera como se piensan, se diseñan y manufacturan los objetos, al estilo de concebirlos. El estilo se refiere etimológicamente al instrumento que las personas utilizaban en la antigüedad para escribir; su estilo, en términos genéricos, refería a su indiosincracia para escribir, la
forma y tamaño de sus letras, a la escogencia de las palabras. Inicialmente se entendió como una manera de definir el carácter individual de una persona, pero luego adquirió también un sentido social y es entonces cuando hablamos del estilo de una comunidad o de una sociedad. Este sentido de la estética que se transmuta en el de objetivar las cosas, se materializa en estilos literarios, arquitectónicos, musicales, de producción industrial…. Podemos hablar del cinetismo como una tendencia plástica, que concibe un modo particular de establecer una relación entre los volúmenes, el tiempo, el espacio y el movimiento, pero dos artistas, dos individualidades como Soto y Cruz Diez, por ejemplo, tienen una manera, un estilo de expresar esa tendencia, manera y estilo que responden a un origen social, al reconocimiento de una determinada identidad cultural, a un momento histórico, en fin, a una coyuntura.

http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/18434/1/mario_sanoja.pdf 

Imperialismo y colonialismo. El colapso negociado del imperialismo

 


El imperialismo se podría definir como las relaciones de dominación que existen entre sociedades que tienen una estructura material y una superestructura sofisticadas y complejas y otras que, por el contrario, tienen una estructura material y una superestructura que no tienen capacidad efectiva para oponerse al pragmatismo y la fuerza bruta que anima generalmente a los estados predadores, naturalmente expansivos.

JPEG - 7.9 KB 
Julio César Briceño,
Nacimiento del Huevo,
1981
El vehículo de expansión de los estados predadores imperialistas, es el colonialismo. Mediante esta accion se apoderan de las riquezas materiales que pertenecen a otros pueblos más débiles, imponiendo sus valores y normas sociales y culturales, desarraigando sus culturas, propiciando formas de identificación social para transformarlos en simples apéndices de la sociedad imperial metropolitana.
Visto desde la lógica formal, el modelo de relaciones de dominación imperialismo-colonialismo, si bien ha conducido en todos los casos a la consolidación del poder imperial del estado o la sociedad predadora, ha sido también en última instancia la causa de su colapso. Visto desde la óptica del materialismo dialéctico, la expansión de la sociedad predadora imperialista hacia su periferia menos desarrollada no es un proceso lineal. En la mayoría de los casos engendra contradicciones sociales, políticas y económicas nuevas que condicionan incluso el desarrollo de la sociedad predadora, imperialista, en el tiempo y en el espacio.
La dialéctica es -dicen Woods y Grant- [1] un método de pensamiento y de interpretación del mundo, para analizar el universo. Parte del axioma de que todo se encuentra en un estado de permanente flujo y cambio. El cambio y el movimiento no tienen una relación lineal sino contradictoria, actúan a través de contradicciones, por lo cual lo que podríamos denominar progreso no se expresa como una proyección continua, sino de acumulación progresiva de tensiones que hacen que los cambios cuantitativos se aceleren y se transformen en cambios de la cualidad, en la creación de nuevas situaciones. Las sociedades, tanto las predadoras o imperialistas como las dominadas por éstas pasan décadas o siglos de aparente calma o indiferencia frente a las situaciones históricas en las cuales viven.
Pero esa calma es engañosa. Bajo la superficie, aparentemente tranquila, se producen multitud de incidentes, de cambios que generalmente no son posibles de identificar, ya que cada uno de ellos, tomado individualmente, no tiene un sentido aparente. Solo cuando la acumulación y agregación de dichos cambios se expresa en una coyuntura histórica determinada y se produce una explosión social, podemos apreciar en toda su extensión el tejido de cambios cuantitativos que sirvió de soporte a la aparición de la nueva cualidad social. En estas situaciones, la aparición del elemento catalizador ayuda a orientar y darle dirección al movimiento que se inicia, preparando el espacio, la condición del movimiento, para que éste pueda llegar a concretarse en una nueva situación dialéctica.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Una entrevista inédita a Eric Hobsbawm

Historia 

Hace unos meses, el fallecido historiador británico concedió una entrevista que nunca fue publicada. En sus respuestas habló sobre Colombia y sobre la importancia de estudiar a Marx en Latinoamérica.

Por: Steven Navarrete Cardona.
Eric Hobsbawm, la figura más carismática de los historiadores marxistas británicos, concedió esta corta entrevista –tal vez una de las últimas que dio– a Steven Navarrete Cardona, estudiante de Sociología de la Universidad Nacional de Colombia. Estas fueron sus respuestas.
1. Han pasado ya 26 años desde que usted escribió el artículo ‘Colombia Asesina’, ¿cómo ve a Colombia en este momento? ¿Cuál cree que sería la solución definitiva para el conflicto político y social que vive nuestro país?
No puedo contestar esa pregunta mejor que usted. Como historiador, que conoce poco acerca de Colombia y que no ha tenido mucho contacto con este país durante varios años,  no puedo juzgar bajo qué circunstancias el conflicto armado podría terminar. Un factor que podría dificultar las cosas es el hecho de que Colombia esté de cierta forma aislada en Suramérica por sus cercanas relaciones con Estados Unidos y por no compartir el levantamiento de los gobiernos de izquierda que ahora caracterizan tantos países del continente.
2. ¿Tiene pertinencia la obra de Marx en América latina? Teniendo en cuenta que en nuestros países existe una dualidad estructural donde conviven varios modos de producción.
El mismo hecho de que se haga referencia a modos de producción que coexisten demuestra la relevancia de un análisis marxista de la región. Pero debe ser un análisis concreto basado en su desarrollo social y no un intento de encontrar orientación en las obras clásicas de Marx, Engels, Lenin o Trotsky, quienes no sabían mucho sobre Latinoamérica ni escribían mucho sobre la región.

Fallece Eric Hobsbawm, pensador marxista clave del siglo XX

Eric Hobsbawm (1917-2012)
 El historiador marxista Eric Hobsbawm, quizás el intelectual británico más admirado y respetado en el mundo desde hace varias generaciones, ha fallecido en la madrugada del lunes en el Royal Free Hospital de Hampstead, apenas a unos cientos de metros de su casa, a los 95 años de edad. A pesar de que nunca renegó de su ideología comunista, su intelecto, su capacidad para analizar hasta el más mínimo detalle y al mismo tiempo su facilidad para sintetizar la historia le granjearon la admiración lo mismo desde la izquierda que desde la derecha política, especialmente en los últimos años de su vida.
Autor de una veintena de libros, se especializó en la historia de los siglos XIX y XX. La tetralogía La era de… ha sido considerada su obra cumbre. Una serie que arrancó en 1962 con la publicación de La era de la Revolución: Europa 1789-1848 y que continuó en 1975 con La era del Capital: 1848-1875, en 1987 con La era del Imperio: 1875-1914 y cerró en 1994 con La era de los extremos: el corto siglo XX, 1914-1991.
Aunque nacido en 1917 en Alejandría (Egipto), en el seno de una familia judía de origen polaco, su padre era británico de segunda generación pero él se crió en Europa central. “Cada historiador tiene su nido, desde el que observa el mundo”, escribió una vez. “El mío está construido, entre otros materiales, de una niñez en la Viena de los años 20, los años del ascenso de Hitler en Berlín, que definieron mis ideas políticas y mi interés por la historia, y de Inglaterra, y especialmente el Cambridge de los años 30, que confirmaron los dos primeros”.
El joven Eric vivía en Viena cuando su padre murió de forma repentina en 1929 de un infarto y su madre dos años después debido a la tuberculosis. Él y su hermana Nancy se mudaron a Berlín, donde vivía su tío Sidney. De allí, la familia se fue a Londres en 1933 cuando la empresa de Sidney le trasladó a Inglaterra.
Empezaron entonces esos años de Cambridge, en los que Hobsbawm coincidió con historiadores como Christopher Hill, Rodney Hilton, John Saville y se afilió al Partido Comunista, una militancia en la que compaginó la fidelidad ­–nunca abandonó el partido: fue el partido el que le abandonó a él al disolverse en 1989– con el espíritu crítico, lo que le granjeó el respeto de quienes admiraban su trabajo pero discrepaban de su ideología.
Al estallar la II Guerra Mundial se ofreció a trabajar para la inteligencia pero la oferta fue declinada precisamente por su militancia política. Acabó ayudando a la construcción de las defensas costeras en East Anglia. Una experiencia que permitió al sólido intelectual entrar en contacto real con la clase obrera. “Esa experiencia en tiempos de guerra me convirtió para siempre a la clase obrera británica. No eran muy inteligentes, excepto los escoceses y los galeses, pero eran muy, muy buena gente”, escribió años después.
Quizás esa fidelidad frustró sus aspiraciones de entonces de acabar enseñando en Cambridge y acabó dando lecciones en el Birkbeck College de Londres.
En los años 80 se convirtió en una especia de gurú del Partido Laborista y en especial del que fue su líder desde 1983, Neil Kinnock, que le describiría como “mi marxista favorito” en agradecimiento a la influencia que Hobsbawm acabó teniendo en la reforma del partido y su acercamiento a territorios que luego desembocarían en el Nuevo Laborismo de Tony Blair.
En los últimos años ha seguido teniendo una gran influencia. Nunca ha dejado de trabajar (deja escrito un último libro que aparecerá el año que viene) y de participar en tertulias intelectuales y mediáticas.
En una de las últimas entrevistas que concedió a EL PAÍS desglosó algunas de las claves a través de las que narró la historia del último siglo.
- Weimar y Hitler. "Era inevitable politizarse en aquellos días. Vivía entonces en Alemania, y no podía ser socialdemócrata (eran muy moderados), ni nacionalista (era inglés y judío), ni me interesaba el sionismo".
- El poder del marxismo. "Los marxistas creían que la clase obrera iba a crecer, cuando lo que ha pasado es que ha decrecido y que países como Estados Unidos o Inglaterra incluso se están desindustrializando".
- Los fundamentalismos. "Afecta a todas las religiones. En el caso islámico, la revolución que triunfó en Irán tenía una fuerte voluntad de consolidar un Estado, centralizarlo y modernizarlo. Los fundamentalistas judíos son desde 1967 los más acérrimos defensores de Israel y reclaman sus ambiciones imperialistas. Y no hay que olvidar el giro fundamentalista de los católicos con los últimos papas y de las comunidades protestantes en Estados Unidos".
- El terrorismo islamista. "Su poder militar es mínimo. El atentado en Nueva York no llegó a desestabilizar la ciudad salvo durante unas horas. Hay que subrayar que hay lugares (Afganistán, Pakistán, el Oriente Medio) donde los grupos terroristas juegan políticamente un papel importante, y no se los puede despreciar. Otra cosa es el terrorismo islamista en nuestros países. Responde a una reacción antiimperialista".

lunes, 1 de octubre de 2012

CÉSAR VALLEJO

ISABEL FRAIRE
Abraham César Vallejo nació el 16 de marzo de 1892, en Santiago de Chuco, un pueblecillo de los Andes peruanos. Sus padres eran ambos mestizos, y ambos hijos de unión libre entre sacerdote español y mujer indígena. La familia era numerosa, tradicional, católica y muy unida. Su madre fue, como verá el lector en los poemas, de crucial importancia para César Vallejo, y su aspecto de mujer fuerte y tierna, que brinda seguridad, levanta el ánimo, y lo arregla todo, como quien realiza con alegre eficacia una tarea doméstica, se proyecta también en la figura de la amada, como en el poema VI de Trilce, en el que exclama Vallejo: Mi aquella lavandera del alma... dichosa de probar que sí sabe, que sí puede, ¿cómo no va a poder! azular y planchar todos los caos.
Sin embargo, en la mujer amada y en el amor mis-mo se proyectan también sentimientos de culpa, y complejas identificaciones de sacralidad, martirio, profanación, madre, amante, Cristo, culpa, etcétera, debidas indudablemente a su educación religiosa, reforzada por sus tempranas inclinaciones místicas. Basta recordar: Amada, en esta noche tú te has crucifi-cado / sobre los dos maderos curvados de mi beso... de “El Poeta y su Amada”, no incluido en esta antología, para darse cuenta de toda la carga de sanciones reli-giosas que pesaba sobre el erotismo de Vallejo, y,probablemente, también sobre su forma de percibir el mundo y vivir la experiencia cotidiana.
El padre de Vallejo, que tenía 52 años cuando éste nació, era tinterillo, y en cierta época de su juventud, cuando no tenía empleo, Vallejo lo ayudó en su traba-jo. Vallejo cursó, además, tres años de derecho, con la evidente intención de hacerse abogado, y no es difícil que el ejemplo del padre haya influido en esta deci-sión, que se suponía definitiva, ya que había aban-donado la carrera de medicina y, aunque estudiaba la de letras, ninguna persona cuerda piensa vivir de eso.
Cuando terminó la primaria Vallejo tuvo que emigrar a Huamachuco, para hacer la secundaria, y luego a Trujillo, a la universidad, después de un fallido intento de iniciar los estudios de medicina en Lima. Sin embargo, hubo un periodo intermedio en que trabajó, después de terminar la secundaria, primero en Quiruvilca, donde conoció la vida de los mineros, que describiría en su novela El tungsteno (1931), después de ayudante de cajero en una hacienda azucarera, y finalmente de preceptor de los hijos de un rico hacendado. Más tarde, notoria-mente en Trujillo y en Lima, ya en la universidad, tuvo trabajos más adecuados a sus inclinaciones, como maestro de primaria o de secundaria.

Cronologia de la Victoria Soviética sobre el Nazismo 1941.1945

La II Guerra Mundial en 7 minutos

enter>

DEMOCRACIA REPRESENTATIVA, DEMOCRACIA PARTICIPATIVA. E. DUSSEL

La Otra Historia del Atentado a las Torres Gemelas 11/9 WTC

Las Venas Abiertas de América Latina. Eduardo Galeano

La Colonialidad del Poder. A. Quijano

Azúcar Invertida, Blanca, Morena, Refinada…misma adicción, acidificación y toxicidad

LA FACHADA DEL SUEÑO AMERICANO

El Bogotazo

Jorge Eliecer Gaitán "El Jefe"

Memorias de Venezuela

GOLPE EN CHILE. 11 DE SEPTIEMBRE DE 1973

Jimi Hendrix- Himno Estadounidense


Jimi Hendrix The Star Spangled Banner Woodstock... por vb24 En woodstock 1969, Jimi Hendrix interpretó el himno estadounidense mezclándolo con simulaciones sonoras de bombardeos y ametrallamientos sobre los barrios de Vietnam, sirenas anti-aéreas y otros ruidos de batalla, solo utilizando su guitarra. ¡¡¡Aun su terrorifico sonido espanta al mundo!!!

Los estados nacionales de america latina

POBLAMIENTO AMERICANO

LA IMPORTANCIA DE CARAL-SUPE

“Caral es importante porque es la civilización más antigua del continente americano, ya que surgió en el año 3,000 a.C. Es decir, Caral se originó simultáneamente con las civilizaciones de Mesopotamia y Egipto. Esto quiere decir que la civilización peruana es más antigua que India, China, Fenicia, Creta, Grecia, Mesoamérica, Israel, Roma y Persia.
Al ser Caral una civilización significa que también es una alta cultura, en muchos aspectos más desarrollada que las otras civilizaciones del mundo. Por ejemplo, Caral inventó los anfiteatros 2,000 años antes que la civilización griega, las momias de la civilización peruana son 3,000 años más antiguas que las de Egipto, la orfebrería del Perú fue la más adelantada del mundo antiguo, la agricultura del Perú es 3,000 años más antigua que la de Egipto y las redes de pescar de Perú son las más antiguas del mundo, entre otros aportes de la civilización peruana”.
Víctor Colán Ormeño, historiador.

CARAL. LA CIVILIZACIÓN MAS ANTIGUA

LOS INCAS

El Tawantinsuyu

LOS AZTECAS

Conquista de América

EMILIANO ZAPATA

LATINOAMERICA. CALLE 13 Y LA ORQUESTA SINFÓNICA DE VENEZUELA CON DUDAMEL

Trata de negros

Simón Bolívar. I parte.

Independencia de las colonias americanas

Las mujeres en la Revoluciòn Mexicana

LA HISTORIA DE LAS COSAS.

BICENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA

EL ORIGEN DEL SER HUMANO